Saltear al contenido principal
política de equipos de protección individual

Qué incluir en la política de equipos de protección individual (EPI)

Una política de equipos de protección individual es un documento en el cual la organización expresa su compromiso con la seguridad de sus trabajadores, con base en los elementos de protección contra riesgos como el ruido, el fuego, la radiación o los golpes, entre otros recurrentes en determinados espacios de trabajo.

La política de equipos de protección individual es parte esencial en la gestión de Seguridad y Salud en el Trabajo. Allí, además de lo anotado, se asignan responsabilidades y se establecen objetivos que deben serán monitoreados y evaluado su cumplimiento.

Nueva llamada a la acción

A continuación, explicamos los elementos que conforman los EPI, su importancia y lo que se debe incluir en la política de equipos de protección individual.

Equipos de Protección Individual – ¿Cuáles son y por qué son importantes?

En los Equipos de Protección Individual se agrupan los elementos que protegen al trabajador de un riesgo que no es posible eliminar en el sitio de trabajo o en la actividad o tarea especifica que desempeña.

Guantes, cascos, trajes de protección, gafas de seguridad, máscaras y protectores para los oídos, son tal vez los elementos más representativos y comunes agrupados en los EPI.

El suministro de los Equipos de Protección Individual es una obligación del empleador, y usarlos lo es del trabajador. Pero también forman parte del derecho a trabajar en un entorno seguro.

Algunos de estos elementos, para que su uso proporcione la debida seguridad, requieren procesos anteriores de capacitación y entrenamiento. Otros requieren revisión y mantenimiento periódico. Existen también EPIs que deben ser sustituidos con regularidad ya que se desgastan, corroen o contaminan.

Grupos de Equipos de Protección Individual

De acuerdo con la zona del cuerpo que protegen, los EPIs son clasificados por los expertos en cinco grupos:

  • Protección ocular y facial: cascos, gafas, máscaras…
  • Protección para piernas y pies: mallas, zapatos y botas especiales, protectores para el metatarso, espinilleras…
  • Protección de manos y brazos: guantes, coderas…
  • Protección corporal: delantales, batas de laboratorio, batas quirúrgicas, chalecos…
  • Protección auditiva: tapones para los oídos y orejeras.

¿Qué incluir en la política de Equipos de Protección Individual?

La política de EPI se basa en las evaluaciones de riesgos en cada lugar de trabajo, específicamente en las amenazas que no pueden ser eliminadas. Se trata de una medida residual, que mitiga el impacto negativo de un riesgo para el que no existen otro tipo de control.

La efectividad de la política de Equipos de Protección Individual dependerá de la acertada comunicación, el uso de un lenguaje compresible para los destinatarios del documento, pero también de la inclusión de cuatro temas esenciales:

1. Responsabilidades de empleados y supervisores representantes de la organización

La gestión de Seguridad y Salud en el Trabajo es una tarea en la que comparten responsabilidades empleados y organización. Dependiendo de la complejidad y el tamaño de la organización, existirá un área dedicada al tema o tan solo una persona o un comité conformado por personal elegido entre los mismos empleados.

Todo esto debe consignarse en la política de Equipos de Protección Individual. Es preciso informar en el documento:

  • El nombre completo de las personas responsables.
  • El cargo o posición que ocupa el empleado.
  • La función que cumplirá dentro del programa de seguridad.
  • Detalle de las tareas que estarán a su cargo.

Entre otras, y dependiendo nuevamente del tamaño y la complejidad de la empresa, el o los empleados con funciones asignadas en la política de EPI, cumplirán tareas como estas:

  • Realizar evaluaciones de riesgos.
  • Con base en ellas, definir la necesidad de uso de EPI.
  • Definir las características técnicas de los EPI.
  • Revisar las evaluaciones de riesgo cuando algo en el proceso o en las herramientas, máquinas y equipos cambie, o tras la ocurrencia de un incidente.
  • Mantener registro de todas sus tareas.
  • Identificar necesidades de capacitación y entrenamiento relacionados con el uso de EPI.

Por su parte, los empleados, en general, asumen la responsabilidad de utilizar y cuidar los EPI que se les proporcionarán, tomar la capacitación requerida, y conocer y acatar todo lo dispuesto en la política de Equipos de Protección Individual.

2. Evaluaciones de riesgo y selección de EPIs

La evaluación de riesgos es la parte medular de la gestión de Seguridad y Salud en el Trabajo, y también lo es de la política de Equipos de Protección Individual. Las inspecciones en busca de amenazas es una tarea conjunta entre representantes de la organización, como supervisores y gerentes, y los empleados.

Las inspecciones y las evaluaciones deben registrarse, así como los hallazgos y los EPIs requeridos para cada puesto de trabajo. Identificados los riesgos y la necesidad del uso de EPIs, se determinarán sus características y se recomendarán proveedores para su adquisición.

3. Capacitación y entrenamiento

Todos los EPIs, en mayor o menor grado, requieren procesos de capacitación y entrenamiento para su correcto uso. Esta capacitación abordará como mínimo los siguientes temas:

  • ¿Cuándo utilizar el equipo?
  • ¿Cómo utilizarlo de forma correcta?
  • ¿Cuál es el alcance de la protección del equipo?
  • ¿Qué limitaciones tiene el equipo?
  • ¿Qué cuidado y mantenimiento requiere el equipo?
  • ¿Cuándo debe desecharse y reemplazarse?

La capacitación debe registrarse con el nombre del empleado, el tema de la formación y el resultado de la evaluación de aprendizaje.

4. Limpieza y mantenimiento de EPI

Todos los elementos que forman parte de los Equipos de Protección Individual deben cuidarse, limpiarse y mantenerse en buen estado. Elementos que protegen cara, ojos y oídos requieren aseo extremo.

Es tarea del empleado inspeccionar los equipos a su cargo, verificar las características técnicas y seguir las instrucciones de uso sugeridas por el fabricante y aprendidas en la capacitación.

El EPI, como su nombre lo indica, es de uso personal y no debe compartirse con otros empleados. Esto debe expresarse con claridad en la política de Equipos de Protección Individual.

Software ISOTools HSE

La política de Equipos de Protección Individual, su cumplimiento y el seguimiento al alcance de sus objetivos de seguridad, serán más fáciles con el uso de una solución tecnológica avanzada como el Software ISOTools HSE.

Para gestionar de forma adecuada la gestión de EPIs, las organizaciones cuentan con el Módulo de Vigilancia de la Salud. Este módulo permite identificar, monitorear y controlar riesgos para la salud de los trabajadores en su espacio laboral. Pero también ayuda a planificar actividades de inspección y vigilancia, así como registrar las competencias del trabajador, su nivel de capacitación y los EPIs que requerirá su trabajo.

Hoy tiene la oportunidad de conocerlo en nuestra demo online de todos los martes. Inscríbase para la próxima aquí.

Vigilancia de la salud

Vigilancia de la salud ¿Necesita optimizar la gestión de Vigilancia de la Salud? Haga clic aquí y le  asesoramos.

¿Desea saber más?

Entradas relacionadas

Ley 29783
Ley 29783. 9 principios respecto a Seguridad y Salud en el Trabajo

Ley 29783 Los principios de la ley 29783, tienen como objetivo iniciar culturas de prevención de riesgo en…

Ver más
Gestión De Peligros
Estrategias de control de peligros y estrategias de control de exposición.

Control de peligros y exposición En la actualidad el control de peligros y exposición que afecten a la…

Ver más
Decreto 107 Buenas Prácticas SGST
Decreto 107. Mejores prácticas para la implementación y puesta en marcha del SG SST

Decreto 107 en Chile El Sistema de gestión de la seguridad y salud en el trabajo (SG-SST) es…

Ver más
Software Gestión De Contratistas
Seleccionar un software de gestión de contratistas. Claves para no equivocarse

Gestión de contratistas La gestión de contratistas está ganando más importancia debido a que en la mayoría de…

Ver más
Volver arriba